Alerta en Segovia por falsos níscalos tóxicos

La Sociedad Micológica Segoviana advierte de la proliferación de una especie de seta venenosa que se parece a los níscalos comestibles.

Las diferencias entre las diferencias entre las dos especies son mínimas: el sombrero, el color de las láminas. el líquido que sueltan al cortarse, y el hábitat, pero no es nada fácil distinguir los níscalos verdaderos de los falsos.

El consumo de los falsos níscalos puede provocar síntomas como dolor abdominal, náuseas, vómitos y diarrea, por lo que se recomienda no comer setas que no se conozcan muy bien y a la mínima sospecha descartarla antes de que se mezcle con el resto de las de la cesta.